Desnuda.

¿Qué es la desnudez? ¿Acaso es la mera acción de quitarse la ropa y mostrar los genitales?

No, es la ausencia de toda capa superficial.

Hay muchas maneras de sentirse desnuda. Las miradas tienen ese poder, y existen miradas de todo tipo. Desde las que te desnudan con el morbo en los ojos, ó las que te desnudan con esa ternura fetichizada. Y de vez en cuando, una mirada escurridiza se colara por tus ojos, de esas que penetran hasta el alma, y desnudan al ser.

Me quito los zapatos y floto.

Me quito los jeans y me expando.

Me quito la blusa y respiro vida.

Me quito las pantis y florezco.

Me quito los cabellos y se desparrama la mente.

Me quito la lengua y les observo simplemente.

Me quito las máscaras y aparece un cacho de mí.

Me quito la piel y surge el saco putrefacto.

Se pudre la tierra y renazco.

Soy sangre vieja, soy tierra húmeda, soy  la larva que recorre los rincones de esta carcaza humana. Soy orgánica, soy vida en todas las formas y colores.

Nada me cubre ahora, solo las ideas intentan vestirme y censurar este curioso momento.

Pudo observar los agujeros pudriéndose en mi pecho, los versos enfermos recorriendo mi cuerpo, la droga esquizofrénica palpando los sentidos.

Nada pude haber más allá de esta cruda piel, de esta desnudez del ser,  de esta insípida, cruda y sincera desnudez.

Cafeína. 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: