Que la poesía sea memoria.

Somos pueblo y somos memoria,

como el maíz, el frijol y la calabaza:

memoria viva,

resistencia frente al despojo , la imposición y el olvido.

Memoria colectiva.

Coraje, dignidad y rebeldía.

Soy memoria y le escribo a la vida.

Le escribo a la tierra

¡Bendita madre que en los suelos estás!

Que la poesía no olvide la palabra, el dolor y la rabia

de quienes murieron buscando justicia,

la libertad perdida de los presos políticos.

Que no olvide el caminar cansado

de quien sigue buscando a desaparecidos,

a los pueblos que luchan,

a la gente que lucha,

a quien defiende la tierra que nos sostiene,

a quien defiende el agua

y el cantar de las aves a través de los bosques.

Que la poesía no olvide la palabra digna y rebelde,

la mirada ardiente

la valentía

los corazones en lucha.

Que la poesía sea memoria.

Anuncios

Un comentario sobre “Que la poesía sea memoria.

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: