Te Escribo

 

Continúo escribiéndole a su sonrisa,
a cada parte de su cuerpo.
Verso tras verso sin tanto esfuerzo,
de él, esta tarde me declaro su poetisa.

De mi bolígrafo emana su aroma,
la textura del pelambre que rodea su boca,
veo como de a poco la tinta te describe.
Una vez más, mis letras no se limitan y te exhiben.

A mitad del texto, algo golpea sin previo aviso.
Realidad palpable, se venció nuestro fideicomiso,
mi libreta ya no recibe un nombre ajeno,
sino es el del barbón, mejor no lo almaceno.

Continúo escribiéndole, siempre escribiéndole a él.
A la forma de su torso, que en mi colchón dejó caer,
desconozco el día que en mis poesías ya no aparezca.
Pero cuando aquello ocurra, te diré amado mío…

Que he de despedirme sin inquietudes y dichosa.
Con un bolígrafo en la mano y un vino en la otra,
brindando y agradeciendo, pues tu adiós ese jueves de noche lluviosa
ha sido mi inspiración más estrepitosa.

 

  • Isabel Araujo
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: